Reventas de Anfi

Full Membership purchased from Anfi Privately purchased Membership
AVC Membership included Ok No
Club and week exchanges Ok No
RCI Worldwide exchanges Ok No
Springfest 2 for 1 offers Ok No
Bonus Weeks Ok No
Possibility to bank/save weeks Ok No
‘Members Week’ offers Ok No
Rental Programme (when available) Ok No
Anfi Buy-back (when available) Ok No
Discounted prices for on-site services- Ok No

Nuestros Socios de Anfi procedentes del Reino Unido nos contactan con frecuencia y nos preguntan sobre aquellos portales de Reventa de Anfi que se publicitan en la red o en prensa nacional. Estos portales anuncian ventas de semanas de tiempo compartido de Anfi y los Socios se sorprenden dado que los precios parecen ser demasiados atractivos como para ser ciertos.

Existen numerosos portales que publicitan unos precios aparentemente de “ganga” que resultan muy atractivos donde se ofertan grandes oportunidades para adquirir semanas de Anfi en el mercado de segunda mano.

Dichos portales intentan persuadir al público de que la compra de semana de tiempo compartido es exactamente igual al paquete completo de Afiliación que ofrece Anfi, donde se traspasan todos los beneficios al nuevo propietario a través de la operación de venta.

Pero este no es el caso
 

Pregunta: He recibido una llamada de una empresa de reventa ¿Ha compartido Anfi mis datos de contacto?
Respuesta: ¡Por supuesto que no! Anfi nunca compartiría sus datos de contacto con terceras personas sin su previo consentimiento.

P: He recibido una llamada de una empresa que se identifica como parte de Anfi ¿Qué debería hacer?
R: Sin previo aviso, Anfi nunca autorizaría a una tercera persona a ponerse en contacto con usted sin su conocimiento. Contacte con el Departamento de Atención al Cliente y comunique este hecho.

P. ¿Puedo intercambiar mi Semana de Anfi por una Semana de Intercambio Externo ó por otro Club en Anfi?
R: Usted solamente podrá disfrutar de un intercambio a otro Club de Anfi o al mejor resort del mundo en caso de que haya comprado directamente su semana aquí en Anfi en Gran Canaria.

P: ¿Qué garantía tengo si compro una semana de reventa?
R: No existen garantías. Anfi no se hace responsable de cualesquiera compras de reventa, de pagos efectuados, de documentación fraudulenta, etc…

P: ¿Puedo acceder a la compra de semanas de Anfi fuera de Anfi?
R: Por supuesto que no. Anfi únicamente vende sus semanas de afiliación aquí directamente en Gran Canaria.

P: ¿Puedo tener acceso a los diferentes servicios que ofrece Anfi a través de mi semana privada de reventa?
R. Por supuesto que no. No podrá tener acceso a muchos de los servicios que se ofrecen con la semana de afiliación adquirida directamente aquí en Anfi.

P: ¿Puedo presentar un Amigo a Anfi? 
R: Los propietarios de semanas privadas adquiridas en la reventa no pueden acceder a nuestro Programa de Recomendaciones de Propietario y, por lo tanto, no podrán disfrutar de las ventajas que ofrece dicho programa.

P: ¿Puedo adquirir Semanas Extras a un precio reducido?
R: No, únicamente pueden disfrutar de estas ofertas los socios del Anfi Vacation Club.

Solamente con la compra directa aquí en Anfi en Gran Canaria usted podrá tener asegurada la flexibilidad que necesita y se merece para disfrutar de unas vacaciones de ensueño de por vida. Un producto que se adapte a sus necesidades y a las diferentes circunstancias que tenga que afrontar con el paso de los años.

Nosotros no vendemos nuestras semanas en ninguna parte del mundo, a excepción de aquí en Gran Canaria. Ni disponemos de vendedores autorizados ni nadie tiene permiso para comercializar o vender nuestras semanas de afiliación.

Si compra con Anfi, le aseguraremos la afiliación de sus semanas a nuestro Anfi Vacation Club con todas las ventajas que conlleva tanto para usted como para su familia. Vuestro asistente personal de Ventas le informará sobre dichas ventajas.

Si se encuentra con agentes comerciales o personas que ofrecen semanas en la red o se anuncian en prensa, dichas personas no están autorizadas, y dichas semanas en venta no pertenecen a Anfi y por tanto no nos haremos responsables de ningún acuerdo ni promesas hechas por el vendedor.

¿Usted decide no salir de vacaciones un año?
Con mucho gusto su operador de AVC le depositará su semana para el siguiente año.

¿Desea disfrutar de unas vacaciones extras de lujo?
Aproveche al máximo nuestras semanas extras a un precio excepcional.

¿Desea explorar el mundo?
Con su semana de tiempo compartido en Anfi podrá elegir los mejores resorts del mundo haciendo uso de nuestro programa de Intercambio.

Con bastante frecuencia nos contactan clientes que se sienten engañados por empresas de Reventa de Tiempo Compartido o por personas que han adquirido su semana de tiempo compartido de Anfi en el mercado de reventa por su decepción al comprobar que están muy limitados con los productos adquiridos.

Existen numerosas empresas “pícaras” en nuestro entorno y con mucha frecuencia nuestro Departamento de Atención al Cliente se ve en la necesidad de tratar con muchos clientes que se encuentran muy confusos y decepcionados.

Así que si está pensando comprar o vender su semana de tiempo compartido vía online, le pedimos encarecidamente que contacte previamente con nuestro Departamento de Atención al Cliente y asegúrese de comprender todas las variables implícitas. Así evitará unos costes y situaciones de tensión indebidos.

¡Este es el motivo por el que los socios de Anfi evitan tales portales de ventas y optan por comprar directamente a Anfi!

Prácticas Fraudulentas de Reventa – casos reales
 

Caso 1
La Sra. X es propietaria de 3 semanas consecutivas del mismo apartamento en Anfi. Un día le contacta el Sr. Y quien le comenta que actúa en calidad de agente comercial y le ofrece 65.000€ por sus 3 semanas.

Cuando la señora le pregunta por qué no compraba directamente a Anfi, él le responde que no era posible adquirir las 3 semanas en el mismo apartamento si compraba directamente a Anfi. Para comprobar su identidad, el señor le envió una copia de su documento nacional de identidad.

La Sra. X efectuó 3 pagos al Sr. Y en concepto de gastos administrativos: uno por importe de 10.000€, otro por 5.000€ y un último por importe de 3.000€, haciendo un total de 18.000€. Una vez realizados todos los pagos, la señora no volvió jamás a saber del Sr. Y.

Posteriormente verificó el documento de identidad. Dado que los documentos de identidad de nacionalidad alemana también presentan el domicilio de su titular, averiguó que el Sr. Y no era el titular real de este documento. El verdadero titular no entendía cómo alguien podría haber obtenido una copia de su documento de identidad.
 

Caso 2
El cliente X fue contactado por el Sr. Z quien le informó que disponía de un comprador interesado en su semana de Anfi. Asimismo le comunicó que primeramente debería registrar la propiedad en el Registro de la Propiedad.

Al cliente X se le informó que el trámite tendría un coste aproximado de 3.240€ y si el cliente estaba conforme y pagaba dicha cantidad, entonces el Sr. Z podría efectuar la venta.

Una vez enviado el pago, el cliente nunca tuvo noticias del Sr. Z.
 

Caso 3
El Sr. A fue contactado por alguien quién dijo ser que disponía de un comprador interesado en adquirir su semana. Pero para proceder con la venta necesitarían primero hacer algunos trámites burocráticos con el ayuntamiento.

El Sr. A recibió la documentación por fax, y cuando nos mostró los documentos, a pesar de que hablo español de manera fluida y que estoy familiarizado con la documentación del ayuntamiento, no supe probar la diferencia que había entre un documento auténtico y el referido como un documento falso.

El cliente pagó la cantidad que le solicitó el agente comercial y nunca más tuvo noticias sobre su persona.
 

Caso 4
Los clientes fueron contactados por un agente comercial quien les informó que disponían de un comprador interesado en su semana, que ofrecía un precio muy interesante.

Los clientes tuvieron que desplazarse al sur de España, con el único fin de firmar los contratos.

Cuando los clientes llegaron a España, el comprador había desaparecido y la pareja recibió una nueva oferta de una semana de tiempo compartido a un precio muy tentador.

Sobra decir que los clientes no estaban interesados.

No se efectuó la venta, y los clientes tuvieron que asumir los gastos de vuelos y alojamiento.

(Angelika Fuchs, Departamento de Cobros).
 

Caso 5
El Departamento de Cobros recibió una llamada de un socio que intentaba que un amigo suyo hiciera uso de su semana en Navidad, en Anfi del Mar.

Cuando le informamos que no era propietario de la semana en cuestión, el socio se quedó perplejo.

El socio confirmó que una empresa de reventa anunció la venta de esa semana, pero que no había recibido confirmación del cierre de la venta. Sin embargo, el pago de la semana se había efectuado.
 

Caso 6
Hemos recibido varias llamadas de socios que han sido contactados por empresas de reventa donde se le pregunta al socio si está interesado en vender su semana/s. Algunos argumentan disponer de alguien interesado en comprar su semana, pero para realizar la venta, se le solicita al socio efectuar un pago por adelantado.

Entendemos que el pago debe estar en los 1.000€ aproximadamente.

Una vez que se efectúa el pago, la persona que presta servicios para el agente de reventa comunica al socio que volverá a llamarle para finalizar la venta.

En caso de que el socio disponga del número de teléfono de la empresa de reventa y llame tras no haber recibido ninguna noticia sobre el estado de la venta, se le comunica que la persona interesada ha optado por comprar otras semanas y que su expediente se guardará en los archivos.

Esta es la última noticia que el cliente recibe de estas empresas.

(Wayne Jowett, Departamento de Cobros).
 

Caso 7
La Sra. X es una propietaria que se siente orgullosa por disponer de tres semanas flotantes en Anfi Emerald Club desde 2.007, las cuales disfruta cada año. Dichas semanas están afiliadas a los Puntos de AVC, lo que es más sencillo para ella a la hora de disfrutar de sus vacaciones en Anfi.

A principios del año 2.010, la Sra. X se toma un descanso y decide pasar sus vacaciones en el sur de Tenerife donde una empresa (denominada Y a partir de ahora) se le acerca y le ofrece dos semanas en Anfi Beach Club en una unidad de dos dormitorios por la cantidad de 12.000 libras.

La oferta resultaba ser realmente atractiva y dado que la Sra. X le encanta Anfi y hacer uso de sus semanas en Anfi, decidió aceptar la oferta por dicha cantidad, sabiendo que el precio de las dos semanas en un apartamento de dos dormitorios nunca sería el mismo si comprara directamente a Anfi.

La Sra. X firmó un contrato de compra con la Empresa Y y le entregó un cheque por importe de 12.000 libras. A cambio, recibió dos fotocopias de un certificado de afiliación por dos semanas en Anfi Beach Club. Los certificados de afiliación parecían totalmente legítimos, aunque aparecía el nombre de alguien más en el encabezado como propietarios registrados.

La empresa de reventa le informó que no se preocupara, que en cuestión de días le contactarían para entregarle el certificado de afiliación a su nombre.

A los pocos días de regresar a casa, la Sra. X aún no había recibido ninguna llamada telefónica por parte de la empresa de reventa. Intentó telefonear y enviar un correo electrónico  en varias ocasiones para averiguar cuando iba a obtener las nuevas escrituras de su nueva compra. A pesar de varios intentos, nunca recibió una respuesta por parte de la Empresa Y. Parecía que la línea de teléfono se había desactivado y nadie respondía a sus correos electrónicos.

En agosto de 2.010, durante su estancia en Anfi, transmitió tal hecho a nuestra atención y preguntó si Anfi disponía de la confirmación de sus dos nuevas semanas en ABC. Nos entregó toda la documentación e inmediatamente nos percatamos de que había firmado un acuerdo con una empresa de estafas y que había sido engañada.

Enviamos toda la información a RDO, quienes lamentablemente nos comunicaron que se trataba efectivamente de una empresa de reventa fraudulenta, que había estado operando desde Tenerife desde el 2.008 y que se dedicaba a coger cantidades significativas de dinero a los clientes a cambio de documentación falsificada.

Las semanas de ABC que supuestamente había vendido la empresa Y pertenecían en realidad a una pareja joven que había tenido problemas financieros y quienes habían solicitado ayuda a dicha empresa.

Esta pareja había pagado una suma por adelantado por importe de 1.000 libras por semana bajo la promesa de que obtendrían una buena cantidad de dinero por sus semanas una vez fueran vendidas.

La empresa Y obtuvo 2.000 libras de estos socios interesados en vender  más 12.000 libras procedentes de los socios interesados en comprar las semanas. La empresa desapareció con el dinero de ambas partes, no se efectuó ningún traspaso de afiliación y ambas partes (tanto comprador como vendedor) se sintieron decepcionados y afectados por una pérdida sustancial de dinero.

Tras varias semanas de investigación y discusiones, RDO prestó apoyo a ambas partes con la intención de recuperar su dinero. La policía logró localizar a dicha empresa fraudulenta y cerrar su negocio.

Aunque no se pudo recuperar el dinero, la empresa cerró y su equipo fue arrestado por la policía en Tenerife.

Anfi prestó ayuda a ambos socios para intentar ver qué opciones eran las más adecuadas para el cliente y buscar la mejor solución a su situación.

(María Hidalgo, Departamento de Atención al Cliente).

 

Rotate

To continue please rotate your device to a horizontal position